FORD-EBRO-NISSAN (1907-HASTA HOY):

 

Camión cisterna sobre chasis Ford de 1931.

La primera agencia Ford en España se abrió en 1907, para la importación y venta de los vehículos de la marca.

El 2 de Junio de 1920 se constituye en Cádiz la Ford Motor Co. S.A.E. con un capital de 500.000.-Ptas.

Camión Ford con cabina avanzada de 1931.

En un local alquilado en la zona franca de Cádiz, empezaron la construcción de coches modelo Ford "T", camionetas basadas en el mismo chasis y tractores Fordson. En 1921 solicita del gobierno el fin del funcionamiento como depósito franco para nacionalizar más la producción. Finalmente, en 1923 se traslada la totalidad de la factoría a unas naves de la Av. Icaria de Barcelona. En 1927 vuelve al régimen de depósito franco. En 1929 se amplía el capital, al tiempo que se permite la entrada en el mismo de accionistas españoles y la cotización en bolsa. La denominación social pasa a ser Ford Motor Ibérica, S.A.

Autobús de tres ejes sobre chasis Ford de 1931.

Durante la guerra civil se interrumpe la fabricación de vehículos al no poder importar las piezas necesarias, pasando a depender del cuerpo de aviación del ejército republicano. Durante este periodo, la fabrica es bombardeada y su producción se limita a unos pocos vehículos militares.

Camión de demostración del concesionario Bohígas-Cobo (hoy Nissan-Cobo) en 1933.

Con las duras limitaciones de la posguerra, se reanuda la producción de camiones con piezas importadas. En este periodo de escasez, la base del negocio lo constituía la fabricación de recambios para mantener en uso los vehículos de antes de la guerra y la comercialización de los GASÓGENOS marca Autóforo.

En las décadas de los años 40 y 50 es una proeza fabricar cualquier cosa en España: las importaciones están muy restringidas, la gasolina está racionada, la electricidad se concede sólo unas horas al día, los camiones fabricados no se pueden vender porque no hay neumáticos, las divisas son un bien escaso y vigilado por el sistema político...

Planta de producción de la Ford en la avenida Icaria de Barcelona.

En 1954, la compañía Ford es nacionalizada pasando a llamarse Motor Ibérica, S.A., y se registra la marca EBRO para los tractores y camiones.

Camión Ebro B-35 cargando hilaturas en los años sesenta. Es una copia del Ford Thames fabricado en Inglaterra. Hasta cambiaron el nombre del río Támesis por el Ebro

Muestra de las penurias que persisten a pesar de la nacionalización, es que Motor Ibérica se ve forzada a comprar una mina de hierro para poder invertir las divisas que proporciona su exportación en la compra de maquinaria para la fábrica. Hasta 1960 los precios de venta estaban sometidos a aprobación de Ministerio de Industria. También hasta esta fecha, la paupérrima industria nacional no pudo proporcionar la totalidad de los componentes que precisaban los vehículos Ebro. En 1965 se rompe con la Ford. En 1967 se inauguran las primeras instalaciones en la Zona Franca de Barcelona. En esta época se compra Fadisa (fabricante de furgonetas con licencia Alfa-romeo), Avia, Perkins (el motor diesel por excelencia en España), Aisa, se fabrica la furgoneta Siata, las carretillas elevadoras "Braud et Facheux", los vehículos JEEP (bajo la marca Viasa-Ebro).

Ford Thames de 1960. Se fabricaba en Inglaterra y su evolución no se vio reflejada en sus copias Ebro.

En 1979, en plena recesión, Massey-Ferguson poseía el 36% de las acciones de Motor Ibérica y las vende a Nissan Motor Co. En 1981 Nissan ya controla el 55% de la compañía e introduce la fabricación del Patrol y la Vanette. En 1987 la razón social de la compañía pasa a ser Nissan Motor Ibérica, S.A.

Recientemente, Renault ha adquirido más del 30% de las acciones de Nissan, por lo que se espera una reestructuración.

Ebro B-35C de 1964. Igual que el Ebro B-35 pero con ruedas más pequeñas y morro corto.

 
Página anterior Página Anterior
 
ANGUERA TRANSPORTS, S.A.
C/ Moscou, 38 Local    Mapa
08005 BARCELONA
TEL.: 933 19 18 25
Página Siguiente Página Siguiente