SEMBLANZAS DEL TRANSPORTE, por Carlos Herrero

He leído con mucho agrado vuestra vida e historia de los camiones, y me he dado cuenta que tengo que hacer algo para recordar a aquellos hombres de la carretera que tanto hicieron en tiempos tan duros.

Yo ahora tengo 65 años y estuve entre camiones desde que nací en 1945 hasta los 20 años, que el rumbo de mi carrera cambio totalmente, pero viví una época que todavía la recuerdo cuando veo camiones de entonces, que realmente si no fuera por entusiastas como vosotros sería imposible.

El MAN de la familia. Carlos Herrero (con corbata), su padre Benedicto Herrero (sujetando al pequeño), varios hermanos, un primo y un empleado de la casa.

Mi familia, Transportes Herrero de Palencia siempre se dedico a eso, yo aprendí a conducir "llevar el volante" en un camión Hispano sentado en las piernas de mi padre.

Conocí en la familia, un Vomag de gasógeno, Isotta, Henschel, Seddon, Latil, Albion, Steyr, Magirus, Saurer, Pegaso Mofletes, los mastodontes Mack de gasolina a los que se ponía motor diesel y ya más modernos los MAN de morro (siempre rojos) y los Mercedes de morro (siempre verde-gris), y ahí mi rumbo cambio hacia otros negocios, eran tiempos muy duros, no había repuestos ni piezas, se inventaba; con un chasis, un motor y un grupo, se hacia un camión, se atornillaba y soldaba, como ahora en informática, cortar y pegar.

Ingenieria alemana: Mercedes, Magirus, MAN y ¿?
Ingeniería alemana: Mercedes, Magirus, MAN y ¿? engalanados para la procesión.

En Palencia había un maestro de la chapistería, Salvador Chiva, que con la poca chapa de entonces, tijeras, tas y soplete hacia todo lo necesario en cabinas.

Os podéis imaginar los conductores de ahora...no tenían ni calefacción, solo en los chatos se iba bien, pero no os digo nada en verano.

HISTORIAS: Por ejemplo subiendo Pajares, el camión llevaba 3-4 Tm. de más  en 1ª a reventar, había que cuartearlo en la carretera para que se recuperara, solíamos llevar la puerta abierta por si se iba hacia atrás saltar, ¡se pasaba miedo!.

Carlos Herrero  sobre el capó del Saurer.

Viajando a Linares con bidones de carburo, de noche oímos un ruido fortísimo y el motor se paró. Pensamos que había salido alguna biela por un costado,  ¡pues no! no era ninguna biela, bajamos y como digo de noche, a buscar, al final toda la transmisión desde la caja de cambios hasta el grupo se había perdido. Madrid a 80 Km., no había móviles, ni grúas ni tráfico como ahora, imaginad...

Las cadenas para la nieve se solían romper. Para no perderlas tocaba ir andando detrás del camión con linterna.

Tengo más historias personales pero solo quiero con esto reconocer el trabajo duro de la época que vosotros pedís, y recordar con esto a mi padre Benedicto Herrero y a mis tíos, sus hermanos, que dedicaron toda su vida a esta actividad, y que formaron parte de los pioneros del transporte de esta Provincia. 

                                                                                                Un saludo.

                                                                                         Fdo. Carlos Herrero

 

Página anterior Página Anterior
 
ANGUERA TRANSPORTS, S.A.
C/ Moscou, 38 Local    Mapa
08005 BARCELONA
TEL.: 933 19 18 25

  Página Siguiente