SAVA / FADA:


Prototipo FADA P-54 de 1954, cedido por la familia Scrimieri y conservado en el Museo Histórico del Automóvil de Salamanca.
Francesco Scrimieri, empleado de la FIAT, llegó a España en 1938 como técnico civil voluntario junto con las tropas de Mussolini. Adscrito al parque móvil de Valladolid, cuando termina la guerra decide quedarse en España. Junto con un amigo funda FADA (Fabricación de Artículos de Aluminio) para la fabricación de menaje de cocina de aluminio. Al poco tiempo, el amigo decide volver a su patria quedándose Francesco como socio único.

Los inicios son modestos. En 1940 tienen un único local de 50 m2 con un horno para aluminio de carbón. Pero poco a poco se va consolidando la empresa que empieza a crecer. En 1952 empieza a construir motocarros y en 1954 las P-54, unas furgonetas de tres ruedas mucho más sofisticadas que los motocarros al uso, con carga de 1.5Tm, motor de 4 tiempos con arranque eléctrico, cambio de 5 velocidades más marcha atrás y cabina metálica. En 1956 da un nuevo salto e intenta fabricar automóviles. Sin embargo no se le concede autorización dado que representaría una competencia para la estatal SEAT.

Sava P-58 y Sava-BMC S-66 engalanados para la procesión en Galicia, a principios de la década de 1960.

En 1957 funda SAVA (Sociedad Anónima de Vehículos Automóviles) para adquirir el capital necesario para afrontar los siguientes cambios. Siguen produciendo la P-54, todavía de 3 ruedas pero con la capacidad de carga aumentada a 2 Tm.

Encontrar proveedores de calidad en aquella época era complicado, por lo que paralelamente decidió aprovechar su experiencia con la fundición de aluminio y en 1955 funda Mondial Pistón Española que rápidamente expande su gama de productos con fundiciones de aluminio y de acero (para construir pistones, camisas de cilindros y otras piezas auxiliares) y llega a acuerdos para fabricar bajo licencia diversos componentes como sistemas de dirección. En 1964 se renombra como TECNAUTO (Técnicas de Automoción SA) y crece imparablemente. En 1968 es proveedor de piezas clave para prácticamente todos los fabricantes de vehículos asentados en España.

La peculiar cabina panorámica de los Sava-BMC S-66 y S-70.

En 1959 SAVA recibe la autorización gubernativa para fabricar hasta 1000 camionetas de cuatro ruedas: son las P-58 de 2.5 Tm. de carga útil y con novedades como la cabina de fibra de vidrio para rebajar la tara o un motor Diesel Barreiros EB-4 de 55 CV.

1960 trae un acuerdo con la British Motors Corp. BMC adquiere el 8% de SAVA y aporta la licencia para fabricar los camiones S-66 con motor Barreiros y S-70 con motor BMC.

En 1962 empieza a fabricar sus propios motores completos con licencia británica y al poco empieza a ampliarse la fábrica para poder acoger la fabricación de los camiones mayores.

Sava-Berliet de Transportes Caudete cerca de París

El capital social de la empresa ya alcanza los 500 millones de pesetas. Francesco no se casa con nadie, y en 1964 llega a un acuerdo con la francesa BERLIET para fabricar su gama de camiones pesados y con la barcelonesa MATACÁS (de la que además compra el 41%, porcentaje con con los años aumentó al 60%) para producir parte de sus motores Diesel.

La competencia empieza a ser seria para ENASA (Pegaso) por lo que en 1965 compra una pequeña parte de las acciones de SAVA. Necesitada de liquidez por culpa de trabas administrativas, SAVA inicia conversaciones para fusionarse con Barreiros -que acababa de comprar a NAZAR- lo que hubiese dado lugar a un monstruo mayor que ENASA. El INI (Instituto Nacional de Industria, organismo propietario de ENASA) no podía permitirlo y decidió adquirir SAVA en 1966.

Sava-Austin FF-800

Dos años mas tarde, la marca SAVA desaparece definitivamente del mercado y sus productos se venden como Pegaso. Con el cambio, lo que fue SAVA deja de fabricar vehículos pesados y se centra en la gama de ligeros.

Francesco, que aún poseía un 22% de las acciones, las permutó con ENASA a cambio de la fábrica de tractores SAVA-Nuffield.

PEGASO sufre una importante crisis a finales de la década de 1980 y en 1991 fue adquirida por IVECO (la marca de FIAT para vehículos industriales) En la actualidad (2017) la antigua fábrica de SAVA en Valladolid, muy modernizada, sigue produciendo cabinas para camiones pesados y la furgoneta IVECO Daily.

Sava J-4, un superéxito de ventas entre 1965 y 1988 (ya con la marca Pegaso) El furgón Sava Cosmos, introducido en 1968 ya por Pegaso y todo un icono de las dos décadas siguientes.

Furgonetas Sava-Austin LDO con matrícula de 1964, en la Av. Meridiana de Barcelona.

Furgonetas LDO frente a la fábrica.

 
Página anterior Página Anterior
 
ANGUERA TRANSPORTS, S.A.
C/ Moscou, 38 Local    Mapa
08005 BARCELONA
TEL.: 933 19 18 25
Página Siguiente Página Siguiente